¿Los veterinarios dan buenos consejos sobre conducta animal?

Te explico por qué pueden ser malos y por qué no deberían darlos ellos

El título tiene trampa, pero es hora de dejar clara la diferencia entre veterinario, etólogo, adiestrador y educador canino.

“¿Que un veterinario no debería dar consejos sobre conducta, pero qué locura es esa? El otro día consulté a mi veterinario y conseguí solucionar un problema que había en casa con uno de sus consejos”

Animals Academy

A mucha gente le gusta pensar en el veterinario como el experto en animales del pueblo, pero no es así. Ni de lejos. Nadie lo sabe todo sobre tu perro. Un veterinario puede darte consejitos, primeros auxilios sobre conducta que — si él no es etólogo —estos no estarán fundamentados en conocimientos serios, si no que pueden ser creencias personales.

De todas formas, para mí es muy evidente que se deben diferenciar, pero cada vez veo más gente confundiéndome a mi por un veterinario o a un veterinario no especializado le preguntan cosas que me deberían preguntar a mí.

La educación canina y el adiestramiento no tienen nada que ver con la veterinaria. De hecho, vienen más bien de la psicología.

(Para aclararlo, aveces no sé cómo categorizarme a mi mismo… Comercialmente se podría decir que soy un educador canino, aunque por mi conocimiento en etología en mi carrera de psicología me acerque más al etólogo clínico. Me faltaría un master para llamarme etólogo clínico, así que lo dejaremos en educador canino)

Animals Academy

Educador canino

Un educador canino no sabe sobre medicina animal

Un educador canino, en esencia, conoce la forma de educar — nunca mejor dicho — a un perro. Esto suele aplicarse en la convivencia con mascotas en casa, y suele tener que ver con temas básicos como preparar la casa para el perro, qué necesita para estar feliz, cómo tratarlo, cómo reaccionar ante situaciones que se presenten, etc…

En definitiva, un educador canino es alguien que te enseñará a cómo tratar al perro para que os entendáis y conviváis en harmonía.

Si el educador canino se ha formado más, podrá saber técnicas de adiestramiento, sintomas de enfermedades y mucho más pero…

No puede recetarte pastillas, no diagnosticará problemas médicos, no sabrá revisar el estado de las encías de tu perro, no sabrá hacer un RCP — sin un curso — , etc…

Las preguntas sobre medicina te las reservarás para preguntárselas ¿A quién?

Exacto, al…

Veterinario

Igual que el médico no es psicólogo, el veterinario tampoco

Un veterinario, en esencia, no toca el estudio de conducta animal. Como mucho, su conocimiento se reduce a conseguir que el perro se esté quieto y tranquilo mientras le ponen una inyección. Es lo mismo que lo que un cirujano o un enfermero debe saber para tranquilizar a su paciente, son habilidades implicitas de la profesión.

Normalmente, lo que saben los veterinarios sobre conducta no lo estudiaron.

De hecho, hablando con una veterinaria que vino a estudiar etología a mi universidad, me enteré de que la etología casi no la tocan. La mayoría de lo que se estudia es básicamente anatomía, sintomatología y otros temas relacionados.

Sólamente entra en el tema de la conducta aquella gente que se especializa en etología clínica, y estamos hablando de un master que hay que hacer específicamente.

El etólogo clínico sería como un psicólogo animal titulado; un profesional dedicado a problemas complejos de conducta como la ansiedad, el miedo o la agresividad. En cuya area pienso que no debería meterse ningún adiestrador (que sólo da habilidades y trucos al perro), ningún educador canino (que sólo puede guiar de forma general a la familia en la educación), ni ningún veterinario (que recetará pastillas calmantes sin acabar con el problema)

Fuera de la digna especialización, hay veterinarios que saben poco sobre psicología canina o sólo conocen aquellas cosas básicas que se hayan comentado cuando hicieron la carrera. Y esto puede ser hace 40 años. Con lo que el conocimiento sobre psicología canina puede estar más que desfasado.

Un ejemplo fué una amiga que tenía una boxer hembra que a veces la intentaba montar. Su veterinario de confianza le dijo que la boxer intentaba dominarla, y que debía ser ella la alfa en la manada o que la perra acabaría haciendo lo que quería con ella.

Esto se tradujo en que la mujer pegaba a la perra cada vez que esta se le subía encima, acabando con una perra que empeoró y acabó con un grave problema de ansiedad, haciendo los paseos un infierno, tirando como nunca de la correa.

Si en vez de dar un consejo tan a la ligera — de la edad de piedra — el veterinario le hubiera recomendado informarse con algún profesional calificado, la perra ahora no tendría un problema mayor.

Animals Academy

Acabando con el intrusismo

Al ser una profesión tan amplia, a veces el veterinario conoce algo sobre educación o adiestramiento y da consejos sobre sus teorías en las consultas. Si sus fuentes son actualizadas, estos pueden ser buenos. Si no, podría dar los mismos malos consejos que cualquier persona de a pie.

La gente los consulta tanto porque al veterinario se lo ve como una figura de autoridad, al fin y al cabo es el “experto en animales”. Es un técnico al que consultar. A veces la gente no tiene a nadie más. Pero nadie tiene todas las respuestas.

¿Te imaginas a tu médico de cabecera diciéndote…

“Esta depresión por la que estás pasando se debe a un hiperapego que sientes por tu madre” ?

Sería coherente y lógico que los veterinarios recomendasen consultar a otros profesionales de verdad, que conozcan científicamente — como ellos — su propia especialidad en el campo.

Esta mezcla incoherente, no sólamente se ve en el el mundo veterinario , sino también en la charlatanería, gente que se cree que “siente la energía de los animales”—algo también conocido como intrusismo —. Que ha hecho bastante daño a la profesión del educador/adiestrador/etólogo y es una de las causas por las que es un mundillo en el cual te puedes encontrar de todo.

Con artículos como este, tengo la esperanza de enseñar y educar a la gente para que se informe bien cuando tenga problemas de conducta con sus mascotas. Tienen a alguien a quien preguntar, si saben a donde acudir.

Animals Academy

Si quieres seguir con tu aventura por el mundo animal siempre tienes la opción de activar las notificaciones, así te mandaremos un aviso cada vez que publiquemos algo que te interese. Hazlo clicando en la campanita que hay abajo a la izquierda.

Tenemos una comunidad de animales en Spectrum, un nuevo tipo de foro, con opción a chat ¡Muy divertido, apúntate!

También tienes la opción de patrocinar cada artículo que publique, con la cantidad que tú decidas en Patreon. Recibirás muchas cosas a cambio: secretos, mis libros, podrás pedirme artículos, ¡o hacerme consultas privadas!

Si te gustaría mucho debatir sobre estos temas y mucho más, apúntate a este foro de debate y divulgación sobre etología (estudio de la conducta) que he creado en LinkedIn. Si te dedicas a alguna cosa relacionada te dará también autoridad en tu campo. Hablaremos sobre algunos estudios o noticias interesantes del sector.

Esperamos que te haya gustado el artículo. Si quieres añadir algo, debatir o si no estás de acuerdo con cualquier aspecto del artículo puedes escribirme un comentario, siempre con educación. Nadie es perfecto ni lo sabe todo, y corregiré cualquier cosa que esté mal, si me das referencias fiables.

¡Gracias por tu atención!

Nick Gutiérrez

Etólogo investigador y psicólogo, especializado en el perro y dedicado a la divulgación

Más sobre perros

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.